La actitud en las ventas. Vender o no vender

Seguramente habrás oído alguna vez eso de que si creemos que algo es real, terminará haciéndose real en sus consecuencias, ya que la actitud con la que afrontamos nuestro día a día influye en la imagen que los demás tienen de nosotros. Al principio puede parecer un locura pero el ánimo de uno mismo se contagia a las demás personas. Es como ese amigo que tienes con el que te gusta juntarte porque ve la vida de forma positiva y siempre consigue sacarte una sonrisa.

 

Pues bien, en el mundo de los vendedores es exactamente igual. Debemos ser conscientes de que hoy en día es muy difícil diferenciarse de nuestra competencia en el precio o en la calidad del producto, así que nuestra principal baza para diferenciarnos es nuestra actitud. Por tanto, cada día que pasa es más importante saber automotivarse para lograr maximizar los beneficios potenciales en tu negocio.

 

  1. Busca el equilibrio emocional

 

Esto no se trata de repetir frases positivas a lo largo del día, tampoco de creer que todo va a salir siempre bien y no ser consciente de que algo puede ir mal… ¡Ni mucho menos! Pero para tener éxito como vendedor es necesario que sepas una cosa: la siguiente puede ser la buena, por lo que si no llamas, estarás perdiendo una oportunidad de cerrar un negocio. Nunca dejar que un mal día te afecte y haga que tires la toalla porque la siguiente llamada puede ser la buena.

 

Somos conscientes que ser vendedor es un trabajo muy duro pero tienes que aprender a buscar la parte positiva para conseguir un equilibrio emocional. Tener malos días es algo normal pero tienes que aprender a gestionar esos sentimientos para convertirlos en ganas de superarte a ti mismo. Recuerda que caer está permitido, lo que no se permite es no levantarse luego.

 

  1. Que no te afecten los malos días

 

No te obsesiones si entras en una dinámica en la que no consigues resultados, ya que cuanto más te agobies, más difícil va a ser para ti salir de esa situación. Tienes que aprender a vivir con la idea de que es probable que siempre tengas más fracasos que éxitos… ¡Y debes estar preparado para  los éxitos! Así que, si estás pasando un mal momento, no dejes que los clientes lo noten: saca tu mejor sonrisa y piensa que detrás de cada nuevo cliente se esconde la oportunidad de conseguir el éxito.

 

  • Estrategias a seguir para automotivarse y vender más

 

Y para hacerlo, muchas veces basta con seguir una serie de consejos que nos facilitan cerrar la venta:

 

  • Muestra siempre la mejor de tus sonrisas
  • Sé efectivo: conoce al cliente y a tu producto por igual.
  • Repite que eres un buen vendedor porque aquello que creemos que es real, se convertirá en real en sus consecuencias.
  • Visualiza éxitos anteriores: Si antes pudiste…¡Por qué ahora no!
  • Evita rodearte de gente tóxica.
  • La imagen cuenta: vístete con tu mejor ropa para cada cita de trabajo que tengas.

 

En definitiva, ser un buen vendedor no es fácil pero recuerda que cuanto más motivado estés tú, mejor te saldrán las cosas. Al final, las ventas pasan por ti y tienes que ser tú el que sea capaz de darle la vuelta a la tortilla y conseguir la venta.

 

Si antes pudiste… ¿Por qué ahora no?

 

No tenemos claro si esta situación te suena familiar, en cualquier caso te animamos que eches un vistazo a nuestra «Escuela de Ventas”  que consta de 8 módulos entre los que la automotivación forma parte del objetivo global que no es otro que el de aprender a maximizar la relación con los clientes y tratar de aportar nuevas herramientas adaptadas a las circunstancias más relevantes del día a día de cualquier empresa hoy.

Escuela de Ventas

Maximiza la relación con tus clientes

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.